martes 30 de agosto de 2016

Clásico empate

En el cierre de la fecha 21 de Primera, San Lorenzo y Boca armaron un entretenido empate 3-3, con vaivenes en el marcador y polémicas, que los mantienen dentro de sus objetivos. Además, Pinocho goleó a Juvencia en un postergado.

Compartí esta nota

Era un partido con miles de condimentos. San Lorenzo y Boca se veían las caras (en cancha) por primera vez en la temporada y todavía con el duelo de la primera rueda en veremos tras la decisión del Tribunal de Disciplina de entregarle los puntos al “Xeneize”, lo que motivó la apelación del “Ciclón” por considerar que fue programado fuera de término.
 
Pero mientras ese partido sigue sin resolución, este lunes por la noche, ambos conjuntos dieron por terminada la fecha 21 del torneo de Primera División de AFA, con un entretenido 3-3 que tuvo vaivenes en el marcador y un par de jugadas polémicas.
 
En un encuentro que fue transmitido en vivo por streaming por el Departamento de Prensa de San Lorenzo y ante una muy buena cantidad de público en el polideportivo “San Martín”, San Lorenzo tuvo carácter para revertir un 0-2, pero no supo defender el resultado hasta el final.
 
Tras un primer tiempo con escasas situaciones de gol y que terminó con el marcador en blanco, fue Boca el que salió mejor plantado al complemento, para ponerse en ventaja gracias a los tantos del juvenil Lucas “Rana” Flores y Luis González.
 
Emiliano Loreto había tenido un par de intervenciones espectaculares en ese tramo del encuentro, pero fue a través de un penal de Mariano Quintairos que el “Ciclón” pudo descontar.
 
San Lorenzo -que no tuvo a Damián Stazzone convocado al Mundial de Colombia con la Selección argentina- y Boca -con el retorno de Mauro Taffarel, pero sin los hermanos Vaporaki- intentaron hacerse fuertes desde sus diferentes planteos tácticos.
 
El “Ciclón” de Leandro Planas propuso ser muy intenso en la primera línea, con una presión al hombre, y en ofensiva buscar constantemente al 1vs1 por banda o el pase directo a Lucas o Santiago Francini plantados como pivot.
 
El “Xeneize”, hasta ese descuento de penal de Quintairos, siempre intentó llevar las riendas con su presión de cambios de marca, pero hizo mucho daño con la presencia del fueguino Pablo Vidal en el tramo final de la cancha.
 
El ingreso de Gabriel Medina provocó un dolor de cabeza para el entrenador visitante Hernán Garcías, porque sus indescifrables gambetas levantaron al público y lo hicieron estallar cuando logró el empate, con 10 minutos todavía por jugar en el cronómetro.
 
Con ambos equipos en penalización de faltas, iban a llegar las polémicas. Todo Boca protestó un penal tras infracción de Andrés Santos cuando quiso girar entre dos jugadores dentro del área, pero la dupla Santamaría-Pozzi no lo sancionó.
 
Y, enseguida, Gonzalo Abdala se escapó a pura velocidad por derecha y “Lucho” González no tuvo otra opción que derribarlo, lo que desembocó en el doble penal que Lucas Massa cambió por gol.
 
El DT Hernán Garcías mandó a Taffarel como arquero-jugador, pero el empate iba a conseguirlo de contragolpe, cuando Vidal robó y cedió para Amás que superó a Nicolás Pacheco con un sutil pase a la red.
 
Justo empate para San Lorenzo y Boca, que mantienen su camino hacia su objetivo principal que es el ingreso a los playoff por el título 2016.
 
Pinocho recuperó y goleó
 
El otro partido del lunes fue un pendiente de la fecha 12, en el que Pinocho superó de visitante con extrema comodidad a Juvencia por 7-0.
 
Los dirigidos por Facundo Ruscica -que el fin de semana no jugaron el Superclásico ante 17 de Agosto por falta de disponibilidad de estadio- aprovecharon para ponerse al día y no tuvieron piedad con los de Tapiales, que siguen complicados con el descenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *