jueves 16 de marzo de 2017

Parecía que lo ganaban las individualidades de Boca, pero Quilmes fue un equipo

El síndrome del tercer cuarto.

Compartí esta nota

El Xeneize tras una muy buena primera mitad de la que se fue al frente por diez puntos, jugó como de costumbre un pésimo tercer cuarto en el que anotó solo ocho puntos y terminó perdiendo ante Quilmes de Mar del Plata por 79 – 70 en la Bombonerita.

En el primer tiempo del encuentro Boca desplegó el mejor básquet con juego colectivo desde el arranque de la temporada. El local movía el balón rápidamente, de manera inteligente, haciéndolo circular de forma muy fluida que trajo como consecuencia desmarcar a los tiradores y conseguir tiros perimetrales en manos de Lucas Pérez y Gary Forbes; también aprovechando las situaciones en la pintura con buena labor de Eduardo Vasirani y Cristian Amicucci.

Sobre el final del segundo cuarto Quilmes comienza a asfixiar la ofensiva del conjunto dirigido por Ronaldo Córdoba que había llegado a tener una máxima de 13 (42 – 29) y finalmente terminó arribando a los vestuarios al frente pero por 45 – 35.

Al retorno del descanso se produjo lo que denominamos el “Síndrome del tercer cuarto” algo que desde el inicio de esta Liga nos afecta constantemente. Boca volvió dormido al campo de juego mientras que la visita presionó muchísimo más con un marcaje hombre a hombre que por momentos se transformaba en un dos a uno que el local no pudo sortear a lo largo del cotejo. Lo que al final del segundo cuarto era una ventaja favorable de diez unidades se transformó a un 62 – 53 a favor del cervecero.

En los minutos definitorios el Xeneize intentó regresar a las fuentes y al juego que lo había llevado a conquistar esa ventaja al comienzo del partido, pero este intento se tornó imposible porque Quilmes continuó sin regalar espacios, sin dejar respirar a ningún jugador azul y oro. Carlos Delfino con sus 19:13 minutos en cancha terminó buscando aire debido a la intensidad de la marca marplatense y su falta de básquet.

Finalmente se escapó una victoria que hubiera sido clave para terminar de hacernos fuertes ante nuestro público en la Bombonerita. Ahora a volver a los entrenamientos con mucho por mejorar y con la mente puesta en el encuentro que nos enfrentará con Quimsa el próximo sábado en el Conde a las 21 horas con transmisión de Triple Xeneize.

 

Síntesis:

Boca Juniors (70): Lucas Pérez 10, Fernando Funes 0, Lucas Gargallo 8, Fotios Lampropoulos 9 y Eduardo Vasirani 8 (FI); Nicolás Gianella 8, Cristian Amicucci 10, Agustín Caffaro 0, Gary Forbes 9. Carlos Delfino 8. DT: Ronaldo Córdoba.

Quilmes (79): Luca Vildoza 12, Eric Flor 16, Tracy Robinson 9, Ivory Clark 3 e Iván Basualdo 16 (FI); Ariel Eslava 6, Bruno Sansimoni 1, Enzo Ruiz 16. DT: Javier Bianchelli.

Parciales: 21-15, 45-35, 53-62
Árbitros: Juan Fernández y Leonardo Zalazar
Estadio: La Bombonerita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *