lunes 29 de agosto de 2016

En la tarde de Palermo, Boca vencía a Racing y era líder

Esto pasó un 29 de Agosto de 2004 en el regreso de Martín Palermo al Xeneize.

Compartí esta nota

El delantero anotó los dos goles de su equipo, para el triunfo 2 a 1 sobre el conjunto de Fillol. Con esta victoria, el Club de la Ribera le sacó el invicto al equipo de Avellaneda, que llegaba con puntaje ideal y era puntero junto a Vélez.

Martín Palermo se reencontró con el gol y con sus conquistas, Boca Juniors logró sobre Racing Club un 2-1 tan ajustado como valioso que le permitió pasar al primer puesto en un clásico con más emociones que fútbol bien jugado.

Racing había alcanzado un empate parcial con tanto de Lisandro López y salvo los primeros tramos del encuentro nunca fue menos que su rival, al que terminó apretando sin demasiada prolijidad pero con una entrega absoluta que lo mantuvo cerca del empate hasta el último pitazo de Gustavo Bassi.

Boca jugó veinte minutos iniciales prácticamente perfectos, en los que ganó la pelota, la hizo circular con precisión y criterio hacia los costados, obligó a retroceder a Racing y no le dio posibilidades de salir.

El local se puso en ventaja a los cinco minutos, cuando Palermo conectó con zurda un centro pasado de José María Calvo desde la derecha y venció a Cristian Lucchetti.

Palermo volvió a estar cerca del gol a los 18, esta vez como consecuencia de una falla de Lucchetti, quien se molestó con Diego Crosa, perdió la pelota y se la dejó servida al delantero, que se apuró y remató desviado.

Racing empezó a encontrar la luz con los movimientos de Lisandro López desde la izquierda, bajando para escaparle a la marca de Calvo y encontrando espacios para conectarse con Martín Cardetti.

A partir de él comenzó a cambiar el partido, la posesión del balón pasó a estar más repartida y el bloque de volantes de Racing comandado por Juan Carlos Falcón empezó a hacer pie.

Boca acababa de salvarse cuando Roberto Abbondanzieri tuvo que exigirse para desviar un disparo de López y del consecuente córner, a los 28, llegó el 1-1. Lo ejecutó Milovan Mirosevic desde la derecha, cabeceó Crosa por el medio y por detrás apareció López para vencer al arquero con otro golpe de cabeza.

El último cuarto de hora mostró a Racing creciendo y a Boca desconcertado, dejándose ganar los anticipos y sin ideas excepto cuando la pelota pasó por los pies de Diego Cagna.

La segunda parte se caracterizó por el desorden, ya que los dos corrieron mucho más de lo que pensaron y pocas veces se preocuparon por tratar bien la pelota.

Boca intentó pararse en campo rival pero sus fórmulas ofensivas fueron repetidas y previsibles, por lo que el fondo de Racing, con los buenos trabajos de Leonardo Tambussi y Crosa, no pasaba sobresaltos.

Sin embargo, sobre el cuarto de hora llegó el gol de la victoria cuando Cagna, que había cambiado posiciones con Guglielminpietro y jugaba por la izquierda, sacó un centro que fue a encontrarse con la cabeza de Palermo para vencer a Lucchetti. Se pidió infracción que no hubo porque Palermo se elevó limpio sin utilizar los brazos, mientras Cristian Fernández quedó debajo de él, pegado al
suelo.

Desde entonces, Boca intentó jugar de contraataque y permitió que Racing ganara metros. Los mediocampistas de Boca parecieron sentir el esfuerzo más que los rivales y así fue que se jugó casi permanentemente más cerca de Abbondanzieri que de Lucchetti pero a Racing también le faltó creación como para aprovechar algunas deficiencias de Schiavi y de Traverso.

La producción de Boca dejó más dudas que certezas pero el peso de los tres puntos dejó en suspenso cualquier cuestionamiento.

Volvió Martín Palermo a Boca Volvió Martín Palermo a Boca Volvió Martín Palermo a Boca

Videos: Canal de YouTube: Guillermo Schoua

Fotos: infobae

Fuente: www.infobae.com

Autor: Luis Alejandro Puig

Encontrá toda la info de Boca en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *