miércoles 23 de noviembre de 2016

Pablo Pérez: “Llevar la cinta de capitán me enorgullece”

Una de las piezas elementales en el equipo de Guillermo, mano a mano con la revista Solo Boca en la Bombonera. “Esto es como el Coliseo”, dice.

Compartí esta nota

Existen jugadores de fútbol de todas las clases, aunque hay dos estilos bien definidos. Están aquellos que son aguerridos, dueños de un juego más bien combativo y de lucha, que le permiten a su equipo neutralizar los avances del contrario, y también hay de los que sugieren un modo más agraciado y acuden a su ingenio y buen talento para producir juego. Reunir ambas características no suele ser común. Por eso Pablo Pérez resalta en este fútbol moderno. El capitán le brinda a Boca el equilibrio justo en la mitad de la cancha. “Antes me criticaban mucho y ahora me elogian demasiado, muchas veces no coincido con la opinión de la prensa”, avisa Pérez, en diálogo exclusivo con Solo Boca.

Sos el capitán de Boca, uno de los más regulares del equipo. ¿Cómo vive tu familia y tu círculo íntimo este momento que estás viviendo?:

“Lo viven bien. Siempre les digo que tomen las cosas con tranquilidad porque el fútbol es cambiante. Ahora me está tocando la situación de estar un poco más cómodo y de estar bien. Y ellos son los que más lo disfrutan porque saben por todas las cosas que uno va pasando a lo largo de su carrera. Entonces, al verme bien y tranquilo, están contentos”.

¿Y vos coincidís en eso de que sos el más regular del equipo o no le das mucha importancia a las opiniones de la prensa en general?:

“Así como antes hablaban de las cosas malas mías, ahora hablan de las buenas y puede ser que también exageren un poco. Tengo mi punto de vista que muchas veces no coincide pero bueno, los periodistas dan su opinión y todas son válidas”.

¿Cómo te afecta el hecho de ser el capitán?:

“Al principio sabía que era algo de turno, por la suspensión de Carlos y de que Gago no estaba entrenando con el grupo. Y ahora me encuentro en un momento en el cual ellos me unieron realmente a la capitanía, que me unen en sus decisiones. Y la verdad que no es algo más llevar esta cinta que la han usado tantos grandes jugadores a lo largo de la historia de este club. Me da mucha felicidad. Pablo Pérez debutó con la camiseta Xeneize el 28 de enero de 2015, en el partido desempate por la clasificación a la Copa Libertadores. Aquella noche, ante Vélez, ingresó desde el banco en reemplazo de Carrizo. El entrenador era el Vasco Arruabarrena. En la Bombonera jugó por primera vez ante Olimpo, por el campeonato 2015”.

¿Qué significa jugar en la Bombonera?:

“Es algo apasionante. Es como jugar en el Coliseo Romano. Es una cancha en la cual todo futbolista aspira a jugar. Estando en otros equipos esperas el partido en la Bombonera para sentirte partícipe un poquito de esta pasión. La gente conforma todo un entorno increíble, se siente mucho el apoyo y cuando se enoja también. Jugar acá es como un sueño cumplido”.

¿Recordás algún partido en el que jugando para otros equipos te haya pasado eso de deslumbrarte por el entorno?:

“Jugué con Newell´s un día que metió un gol Palermo. Ese día la Bombonera estalló. Lo ovacionaron a Martín, corearon su nombre y la verdad es que aturdía. Yo era chico. Ese fue un recuerdo que me quedó grabado de la Bombonera”.

¿Cuánto cambió tu vida, en lo personal, desde tu llegada a Boca? Hablo de la trascendencia y de que todo el mundo te conozca por la calle.

“Mucho. Newell´s es algo muy fuerte pero que se vive más que nada en la ciudad. Acá en Boca todo el mundo está pendiente de nosotros. La imagen del jugador de fútbol en ese sentido cambió demasiado”.

¿Y si tuvieras que resaltar un momento desde tu llegada a Boca? 

“El otro día hablaba con los chicos que nunca había tenido un recibimiento como el de Tucumán. Fue increíble. Te puedo nombrar tres o cuatro viajes que hemos hecho, pero este fue diferente. La gente se amontonaba demasiado y no nos permitía avanzar. Con solo decirte que del aeropuerto hasta el hotel tardamos casi dos horas, cuando es un viaje que normalmente se hace en quince minutos, esto te da la pauta de la locura que se vivió”.

¿Cómo lo ves a Boca a nivel futbolístico?:

 “Bien. Creo que estamos en crecimiento. Tenemos que mejorar algunos aspectos y acomodar errores que siempre cometen los equipos. Mientras más pulido lo tengamos mejores resultados vamos a ir encontrando”.

¿Cómo es Guillermo como entrenador?:

“Es una persona que exige mucho, que sabe demasiado desde lo táctico, al igual que su hermano Gustavo. Y creo que se asemeja un poco a lo que era como jugador, en eso de salir a ganar en todas las canchas”.

¿Cómo se trabaja en el nuevo gimnasio Julio Santella?:

“La verdad que muy bien. Hay mucho espacio, el nivel de las maquinarias es muy bueno, y uno se siente muy a gusto trabajando allí”.

¿Qué te gusta ver del fútbol de afuera?;

La liga de España. Es un juego dinámico, a uno o dos toques, no hay mucha tenencia. Y esa dinámica de la que te hablo es la que disfruto”.

¿Se asemeja en algo con el juego de acá?:

“No. Para nada. Es totalmente diferente. Acá es mucho más lento, hay más roce te diría que es más difícil este fútbol. Allá, en cambio, si lo aprendes a jugar y le agarras la mano a esa dinámica de controlar bien las pelotas y dar pases buenos, se te termina haciendo más fácil. Más allá de eso, este fútbol es más apasionado. Y en cuanto al nivel de juego siempre prefiero ver al Barcelona”.

Siempre se habla de que el fútbol está parejo, que ya no existe tanta diferencia entre los equipos denominados grandes y chicos. ¿Esto es porque se juega mejor o peor que antes?:

“Es una buena pregunta. Puede ser que sea un emparejamiento hacia abajo. Porque no se ven tantos equipos que jueguen bien en el fútbol argentino. Se te hace difícil encontrar uno”.

Entrevista: @SoloBoca

Autor: Sebastián Gonzalez

Encontrá toda la info de Boca en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *